Álvaro Moreda: “La falta de previsión y de organización en la educación, y en todos los ámbitos, lo pagaremos muy caro."

20.08.2020

Entrevista concedida al periódico, CantabriaLiberal. Realizada el 11 de Agosto y publicada el 20 de Agosto de 2020. Para verla en la página de periódico, pinchar AQUÍ.

Cantabria Liberal entrevista al Presidente de Unión De Estudiantes de Cantabria para abordar la actualidad del sistema educativo.

   El Presidente de la Unión De Estudiantes de Cantabria, Álvaro Moreda, nos recibe en su despacho de la sede de la Federación en Santander, para analizar cómo ha sido el anterior curso, que ha finalizado en medio de la cuarentena por la pandemia del Covid-19, y como prevé que será el próximo, que dará inicio en septiembre. Así como para abordar distintos temas de actualidad.


C.L.- ¿Un año atípico verdad?

¡Sin duda! Nunca imaginé que fuéramos a vivir una situación de este tipo, a fin de cuentas, los avances en todos los aspectos que ha vivido la humanidad en las últimas décadas hace pensar que vamos varios pasos por delante y que somos imbatibles, y se ha visto claramente que nos podemos ver desbordados ante situaciones límite.


C.L.- ¿Qué tal ha llevado el confinamiento?

Pues la verdad es que no me puedo quejar, obviamente estar confiado no es algo agradable, pero estando con la familia y por el lado del trabajo, la carrera, videoconferencias, mensajes, llamadas, emails, y por el lado del ocio, series, películas y libros que tenía pendientes, pero con el día a día normal no puedes llevar tan al día....pues he estado entretenido. Lo que peor llevaba era el día después, como iba a ser la vida cuando acabara la cuarentena.


C.L.- ¿Cómo lleva lo de la "nueva normalidad"?

Pues...con responsabilidad, con la esperanza de que salga una vacuna o un tratamiento cuanto antes, pero siendo consciente de que mientras no sea así, la responsabilidad individual es vital. Indubitablemente a nadie le gusta tener la mascarilla puesta.... ¡y más con este calor! u otras cosas, desde la distancia social, hasta el límite para organizar cosas, sean de trabajo o de ocio, pero no queda otra. En nuestra mano esta que lo de primavera no vuelva pasar.


C.L.- ¿Cómo valora la finalización del curso escolar?


Por el lado de las enseñanzas no universitarias, teniendo en cuenta el contexto, de una manera aceptable. Por el lado de las enseñanzas universitarias, de manera muy deficiente.
En las enseñanzas medias se mantuvieron unos criterios más o menos estables, se pusieron una serie de controles encima de la mesa y también medidas para compensar la situación de excepción. En cambio en la Universidad, se nos ha dejado a los estudiantes a que cada uno aguante su vela y pague su fiesta.


C.L.- ¿A qué se debe esa diferencia de criterio?

Bueno, la dinámica también es distinta, porque la estructura sociológica es diferente. Si le sumamos que en enseñanzas medias el parón lectivo fe menor y que en la universidad, incluso en algunos casos no se ha impartido docencia....pues marca diferencias. Esto se debe a varios factores, en lo que se refiere al ámbito de representación y de gobierno en los centros no universitarios, los alumnos, los padres, los profesores, etc....tienen voz y voto, en cambio en la universidad estamos representados los alumnos, los profesores y a gran distancia el PAS, esto implica que hay menos ojos puestos en lo que se hace.


Decir que en la UC tenemos una institución dotada de recursos, que es el Consejo de Estudiantes, el CEUC. Ha sido como no tener nada. Ha estado desaparecido, ni tan siquiera han convocado un Pleno de manera telemática para intentar consensuar una hoja de ruta o que se pueda fiscalizar lo que están haciendo.


La Junta del Consejo de Murcia ha dimitido en bloque por no haber logrado un mínimo de objetivos que protejan a los estudiantes, aquí nos han dejado a pecho descubierto y ni tan siquiera han dado la cara.


El otro gran órgano es el Claustro, tampoco se ha convocado, si no puedes fiscalizar y proponer de manera más directa, se hace más cuesta arriba todo. O lo hacen más cuesta arriba...


C.L.- Desgránanos las medidas y las propuestas de la organización que lideras.

Desde el plan de docencia vía online o telemática, paliar los efectos académicos y económicos, potenciar nuestra representación, descenso del ratio de alumnos por profesor de cara a la vuelta presencial a las clases, protección y potenciación de la escuela rural, puesta en marcha de ayudas para la adquisición de material informático para los alumnos que lo necesiten, previsión y organización de los currículos académicos, congelar el precio de las tasas en la universidad y no aplicar la penalización de cobro doble para aquellos que repitan asignaturas, poner en marcha un sistema mixto de docencia que combine presencial y no presencial cómo se hace en otras universidades de Europa subiendo unas clases grabadas en el aula al Campus Virtual, las 12 medidas contra el paro de los jóvenes o la puesta en marcha de un Plan por el Empleo Juvenil, entre otras.


C.L.- Proactividad

¡Así es y así debe ser! La clave en los momentos difíciles, es poner a cada problema una propuesta y no una protesta.


C.L.- ¿Cómo ponerlos en marcha?

La única manera de ponerlos en marcha es desde la administración y con recursos, ya sea nacional, regional, local, Universidad o CEUC. Como ya te comentaba, al no convocar los órganos correspondientes, como el claustro o el CEUC, es más difícil para nosotros. Por ejemplo de cara al Gobierno de Cantabria es más fácil, porque hemos hecho videoconferencias con la Consejera y el Consejo Escolar de Cantabria se ha seguido reuniendo de manera telemática.


C.L.- ¿Y los costes?

La digitalización, la creación de empleo, una educación de calidad, sanidad, seguridad o la protección social no son una opción, son una obligación y debe hacerse con dos criterios.

Reorganizar y optimizar, porque a veces no es el cuánto sino el cómo, y de esa manera liberar recursos para poder poner a disposición de otros aspectos que si pueden necesitar un refuerzo adicional. Y con deuda, porque con deuda será difícil.... pero sin deuda será imposible, tenido siempre presente que las cuentas tienen que cuadrar y que hay que devolver lo pedido.


C.L.- ¿Cómo cree que debe organizarse todo de cara al futuro y a lo que pueda pasar?

Con previsión, con una hoja de ruta clara. Por nuestra parte igual que siempre, total disponibilidad a arrimar el hombro y a ayudar, nosotros hemos trabajado y hemos estado en contacto permanente con el Gobierno de Cantabria, con la universidad, otras entidades, la sociedad civil, sindicatos, con empresarios.
Uno de nuestros objetivos como Federación, así como mío personal y propio, es seguir ganando cuotas de poder para los alumnos.


C.L.- ¿Cree que habrá un nuevo rebrote y que se volverá a un modelo no presencial?

Los datos actuales de contagios no son nada esperanzadores, puede haber un nuevo confinamiento, no tan duro como el primero, pero si lo vuelve a haber ya no cabe la excusa de que les ha pillado de improviso. Llevamos diciendo desde que empezó todo esto que había que realizar un plan en el que si hay rebrote, las nuevas tecnologías se pongan al servicio de los estudiantes, de manera tal que no vuelva a haber las problemáticas que hubo en el primero confinamiento.

Y es que no se han hecho los deberes por parte del Gobierno de España, porque se ha apostado todo a la presencialidad, pero seguimos sin tener controlado al virus, por tanto la apuesta es arriesgada. La falta de previsión y de organización en la educación, y en todos los ámbitos, lo pagaremos muy caro. Nos opusimos al regreso el 25 de mayo, y lo haremos en un mes si la situación es peligrosa.


C.L.- Algunas voces afirman que el sistema docente online perjudica a los más desfavorecidos.

Yo pienso que no es una afirmación que pueda compartir, estamos en 2020, con todos los avances tecnológicos que hay.....bien organizado, se puede dar una educación de calidad a distancia. Por supuesto que es mucho mejor un sistema presencial, pero es que vivimos una situación excepcional.

Por consiguiente, un doble eje de organización y dotación de recursos tecnológicos a las capas más desprotegidas, pueden servir para salir del paso de manera digna